Papeleras de diseño

image

Llevo viviendo en Barcelona más de 5 años y me he dado cuenta de que el diseño juega un papel importante en la ciudad: las tiendas, las calles, la ropa, cualquier artilugio creado por el municipio intenta servir de escaparate de las nuevas tendencias, de la modernidad.

El colofón son las papeleras instaladas en toda la ciudad. Estas papeleras no dejan de ser un elemento funcional, pero en este caso sin función: el viento es capaz de hacer que la bolsa interior se vacie.

El cuerpo principal está diseñado con unos orificios que permiten al viento entrar. Si estas papeleras se instalan en zonas de costa, donde el viento sopla prácticamente a diario, el resultado es el que se ve en la fotografía: la bolsa ondea al aire, los desperdicios también, y si hay suerte y puedes esquivarlos, te librarás de una bonita mancha.

Genialidades de los gestores municipales, que no han reparado en que la mejor solución para estas papeleras es la tradicional: un bloque de piedra, cemento o cualquier otro material, ajeno al viento y al vandalismo. A ver si me da tiempo y analizo el precio de una solución frente a la otra, porque me da la impresión de que teniendo en cuenta el vandalismo y la correcta gestión de los desperdicios, casi sale a cuenta otro tipo de papeleras, por lo menos para la zona de costa.

Lo que me sorprende es haber tenido que llegar yo a esta conclusión, debe ser que me pagan lo que a nuestros representantes municipales, que tengo el tiempo para pensar en ello, y que tengo los medios para paliar la situación. Cagonto.