Innovar ¿cuando? ¿donde?

La generación de ideas encaminadas a la innovación es esencial. En realidad, parece una nueva forma de producción, más inmaterial que producir un programa o un gadget, algo tangible… innovar, parece que se trata de crear ideas.

Resulta que puesto que estoy generando ideas, trabajo cuando estoy en mi casa, en un concierto, en el metro, etc. ¿Cómo voy a distinguir cuando estoy trabajando de cuando estoy en mi casa? Normalmente es fácil: si estoy leyendo el correo de la oficina estoy trabajando, si estoy en la ducha de mi casa no estoy trabajando. Pero, y si se me ocurre una idea en una quedada con mis colegas, o mientras paseo por un parque el fin de semana… ¿eso es trabajo? O mejor todavía, me voy de cañas con unos colegas del trabajo y hablamos de cómo resolver algunos problemas que tenemos en nuestros proyectos… ¿es eso trabajo o ocio?

Hay una extraña mezcla de lo que es trabajo y lo que es el resto de nuestra vida (más allá del twitter, claro ;) Es como si para poder recoger mejor las ideas, tengamos que extender nuestro trabajo más allá de los limites tradicionales de nuestro lugar de trabajo y de nuestra jornada laboral. Y esto no lo digo como miembro del Comité ;) lo digo como reflexión, porque al final me parece que esto de innovar es trabajar más allá de esos espacios físicos y temporales, como si impregnara toda nuestra vida. Y tiene que haber algo más en nuestra vida que el trabajo.

Me da la impresión de que innovar es un proceso social, que va más allá de que tengamos solamente ideas, puesto que luego las tenemos que revisar, valorar, mejorar, etc.; llevar a la práctica, y las tenemos que ejecutar con otras personas, etc. Y si nuestras habilidades sociales son tan importantes para esto, las tendremos que desarrollar.

Para muestra, un botón: esto lo he hecho el fin de semana. Igual por eso me he preguntado sobre estas cosas.

“No nos queda otra que innovar”

Hoy a aparecido un articulo en la seccion de Negocios de El Pais, sobre la innovación. Esta dirigido a empresarios, emprendedores y directivos, no a curritos, pero creo que lo que se dice puede estimular una discusion. En la actual situación (competencia, tecnologías, clientes más expertos, etc.), no nos queda otra que innovar.

Menciona varias cosas interesantes que queria compartir con vosotros:

  • La innovación es una actitud y una forma de comportamiento empresarial.
  • La innovación es un compromiso social, y afecta a las personas en las organizaciones. Se debe contar con personas que tengan aptitudes para la innovación, que “nunca digan de este agua no beberé”.
  • La innovación es un proceso que a veces surge sin metodología, y se precisa un proceso analítico, sistemático y ordenado. Tiene que haber formación y reconocimiento, y nuevos procesos para estimular la innovación.
  • La innovación requiere incorporar nuevas tecnologías. Hasta ahora, estaba más o menos de acuerdo con lo que he mencionado, pero en esto no estoy de acuerdo del todo.

La verdad es que se citan unos cuantos ingredientes que son necesarios: compromiso, complicidad, comunicación, cooperación, investigación, formación y capacidades tecnología.