Otro blog que no bloguea

Que le vamos a hacer, es el mal de todo blog: se empieza con muchas ganas y al cabo de unos meses, no se escribe nada.

Y no es porque no tenga temas sobre los que escribir, sino mas bien que no tengo tiempo. En los últimos meses, me he dedicado a subir únicamente comentarios de mis viajes, y eso porque me permitía escribir algo rapidito y sin pretensiones.

Ahora ya han pasado dos meses desde que empecé este blog (igual han pasado algunos más :( y estoy casi igual que al principio: muchas ideas, pero poco tiempo para plasmarlas.

Además, no he dejado a nadie registrarse en el blog, que para eso es mio. Bueno, en realidad, me gustaría ofrecerlo a mis amigos (que no conocidos) para que tengan un espacio para expresarse y dar sus ideas constructicas. A ver si empiezo con alguno de ellos, le doy de alta y luego que empiece a escribir.